Sesiones Individuales-de pareja


           

Un espacio para que puedas abrirte a experimentar en tu propia intimidad aquello que tu corazón anhela liberar, expandir, sanar… en un encuentro de cuidado y respeto hacia tu más íntima verdad. Este es el espacio para vivirte sin ningún juicio y poder descubrir todo aquello que hay en ti más allá de lo que percibes.

 

Forma de Trabajo

Eres unica/o, depende de como vengas  y el tema que traigas haremos diferentes tipos de trabajo que pueden ir desde lo más físico a lo más meditativo o energético. Se buscará el acompañamiento en lo que sea para ti la mejor forma de emprender esta experiencia.

 

Una vez a la semana haremos una sesión individual y la alternaremos con una sesión en pequeño grupo (grupo de sanación Tántrica) la semana siguiente. Es indispensable acudir a ambas ya que habrá un trabajo que sólo podrá realizarse con la presencia de otras personas. Sólo en algunos casos concretos se realizarán únicamente sesiones individuales o en el grupo de Sanación Tántrica.

“Es a través de la consciencia que encontramos el camino hacia la paz en el encuentro interior”

Duración

          Las sesiones se realizan en persona con Madhur. Pese a que el tiempo de una sesión suele rondar la hora y media, será preferible que no vengas con prisa ya que el tiempo lo marcará el trabajo a realizar.

Ponte en contacto

Si quieres pedir una cita puedes hacerlo a través del mail contacto@madhur.es, whatsapp o llamando al 676131578

Experiencias de personas que han venido a las sesiones:

  • A lo largo de mi vida, he aprendido a escuchar y cuidar a otras personas. A ser consciente y crítica socialmente, observadora y atenta a las necesidades de mi entorno. He aprendido a ser independiente y a no creer en príncipes azules, a soñar en un mundo mejor y a confiar en el potencial de las personas solo por existir.

Sin apenas enterarme, aprendí también a refugiarme en todo ello para esconderme de mí misma. Y, así, conseguí instrumentalizar mi cuerpo como un baúl de recuerdos, como el muro donde mueren todas las lamentaciones y, sin ser atendidas, pasan a formar parte de los cimientos. De pronto, todo ese entresijo de ideas sobre mi, el mundo o mi misión en él, se habían convertido en “YO”.

Sin embargo, era yo quien, realmente, debía encajar ahí y, a poder ser, sin seguir muriendo en el intento… Así que, cuando me di el suficiente valor como para invertir tiempo en mi, me topé con una realidad desconocida: era yo de verdad, con mis vergüenzas, mis miedos y poderes, con mis ganas o desganas, mis necesidades, mis dolores o deseos… Era mi cuerpo, su memoria y la mía, las contradicciones, los sueños… Era yo, un corazón escondido entre creencias y pieles.

Ha sido precioso encontrarme y  conocerme. Ahora me reconozco en mi. Se que puedo ser vulnerable y que, ahí, estaré siendo poderosa de verdad. Que merezco ser cuidada, sentir placer o confiar en mi y en mi criterio. Ahora se que tengo tanta energía dentro que cuando muera seré gigante.

Y aunque me queda mucho por aprender todavía, tanto de mi misma, como de las estrategias para gestionar esa consciencia, ya no puedo escaparme más, ahora (me) siento y eso me da la posibilidad vivirme.

 

  • No recuerdo muy bien el primer día que comencé las sesiones pero han sido uno de los mejores regalos que me ha hecho la vida, has sido La Luz que necesitaba en medio de tanta oscuridad. Gracias por ver en mi lo que sea que vieses para querer acompañarme, gracias por brindarme tu tiempo, tus palabras, tu escucha y tu energía.Gracias por no juzgar lo que soy y enseñarme a que tampoco yo debo hacerlo.

Ahora puedo vivir mi tristeza sin sentir que estoy haciendo las cosas al, puedo mirarme al espejo y quererme cada día más, puedo escucharme cuando más lo necesito, vivir mi vida y tomar mis decisiones aunque no les gusten a todos, pudo disfrutar de mí, de mi pareja y de todo lo bueno y malo que me rodea. Puedo dejar de intentar ser perfecta y créeme que aunque parezca esto una tontería, me está dando la vida. Siento esto como el comienzo de una etapa para la que ahora tengo herramientas para vivirla.

 

A %d blogueros les gusta esto: